Sírvanse ustedes un poquito de asteroide


Después de años de anticipación y arduo trabajo por parte del equipo OSIRIS-REx (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification and Security – Regolith Explorer) de la NASA, una cápsula de rocas y polvo recogidos en el asteroide Bennu finalmente llegó de vuelta a la Tierra. Aterrizó a las 16:52 CET (horario europeo) del domingo, en un área objetivo del campo de entrenamiento y pruebas de Utah del Departamento de Defensa, cerca de Salt Lake City.

Y yo pude vivir el evento,  en directo gracias a NASA TV. !!

Estas muestras recogidas de Bennu ayudarán a los científicos de todo el mundo a hacer descubrimientos para comprender mejor la formación de planetas y el origen de la materia orgánica y el agua que dieron lugar a la vida en la Tierra, además de beneficiar a toda la humanidad al aprender más sobre asteroides potencialmente peligrosos.

La entrega de ayer 24,  de una muestra de asteroide, la primera en Estados Unidos, se realizó según lo planeado, gracias al esfuerzo masivo de cientos de personas que dirigieron de forma remota el viaje de la nave espacial desde su lanzamiento el 8 de septiembre de 2016. El equipo la guio hasta su llegada a Bennu el 3 de diciembre de 2018, también durante la búsqueda de un sitio seguro para la recogida de muestras entre 2019 y 2020. La recogida de muestras tuvo lugar, el 20 de octubre de 2020. Luego el viaje de regreso a casa se inició el 10 de mayo de 2021. 

Después de viajar 1.35 unidades astronómicas (más de 200 millones de km.) hasta Bennu y luego otros tanto  más de regreso, la nave espacial OSIRIS-REx lanzó su cápsula de muestra hacia la atmósfera de la Tierra a las 12:42 am CET. La nave espacial se encontraba a 102.000 kilómetros de la superficie de la Tierra en ese momento, aproximadamente un tercio de la distancia entre la Tierra y la Luna. La cápsula fue dirigida hacia la Tierra y el resto de la nave dirigido hacia una órbita solar que acabará atrayéndola y destruyéndola.
Viajando a 44.500 kph , la cápsula atravesó la atmósfera a las 16:42 am CET, frente a la costa de California, a una altitud de aproximadamente 83 millas (133 kilómetros). En 10 minutos aterrizó en el campo de tiro militar. En el camino, dos paracaídas se desplegaron con éxito para estabilizar y reducir la velocidad de la cápsula a una suave velocidad de 18 kph en el momento del aterrizaje.



Compartir:

4 comentaris:

  1. En realidad me asombro de lo exacto que puede ser un aterrizaje desde tan remotos lugares. No deja de maravillarme como pueden hacerlo.
    Una obra de arte.
    Salut

    ResponElimina
    Respostes
    1. Un profesor recibió la pregunta de un adolescente que le cuestionaba las matemáticas. No veía para qué le podían servir en su día a día. Su respuesta me encanta; le dijo:
      Las matemáticas sirven para todo, excepto para una cosa: No sirven para fastidiar a los inteligentes, solo consiguen con los tontos.
      Sin ellas, estas tecnologías aeroespaciales, no conseguirían devolver a la Tierra, un artilugio que ha viajado cientos de millones de kilómetros sujeto a influencias gravitatorias que podrían desviarlo facilmente y aterrizar a 18 metros de la carretera, en el punto escogido, para que los técnicos no se ensucien los zapatos en el polvo del desierto. jejeje...!

      Elimina
  2. Es complicat, més del que sembla, no podem menystenir aquests científics, saben el que es fan, i no sé si dona la importància que té. Salut.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí Francesc. Saben el que fan i també saben per què ho fan.

      Elimina

Puedes usar emoticones (selecciona, copia y pega).
😀😁😂😃😅😆😇😈😉😊😋😌😍😎😏👍
😓😔😕😘😜😞😠😡😲😳🙈🙉🙊🙏💩💪
También se pueden añadir, imágenes o vídeos, simplemente escribiendo su URL.